Carne Ecológica, bienestar para tu salud.

Carne Ecológica, si has llegado hasta aquí es porque te gusta comer bien y sano. ¿A quién no le gusta un buen chuletón a la brasa? creo que, a casi todos, pero la carne como cualquier alimento hay que saber escogerla. ¿Por qué?, porque al final somos lo que comemos. Por eso te ofrecemos Carne Ecológica.

En Merkamas, nuestra tienda podrás encontrar diferentes productos cárnicos. Servimos carne ecológica a domicilio ¿te extraña? Si, te lo repetimos para dejarlo claro, carne ecológica on line. Tenemos el mejor servicio de envío para estos productos, tenemos Seur Frío. Si quieres saber más sobre ellos pincha aquí.

Aquí, nuestra tienda online, Merkamas podrás encontrar la Carne Ecológica en función del tipo de animal del que procede.

Nos gusta hacer las cosas bien, vender productos de calidad y a buen precio, no hay que ser caros, hay que ser justos en el precio por un buen producto y en este caso la Carne Ecológica lo es.

Te enseñaremos porque es mejor consumir carne Ecológica, embutidos ecológicos y preparados ecológicos. Como escoger una buena manera llevarla a tu domicilio, como tratarla en la cocina para que llegue en las mejores condiciones al plato y otros detalles que te gustara conocer.

Carne ecológica vs carne convencional

Hoy en día con la producción ganadera tan industrializada hace que uno piense que es difícil comer carne de calidad. Sin embargo, existen soluciones y alternativas para ti. Así como variedad de productos que te pueden resultar atractivos. Hoy está al alcance de tu mano.

La solución a este problema es acudir a la producción certificada como producción Ecológica. Los animales criados ecológicamente no están alimentados con piensos hormonados, que además están llenos de antibióticos y fármacos artificiales. La cría de ganado ecológico rechaza las técnicas de explotación. Como la falta de libertad de movimiento, o el amarre del animal.

Pero para poner la etiqueta de carne ecológica no basta con tener unas vacas pastando en un campo. Quien dice vacas también dice aves como las gallinas o pollos, cerdos, pavos o cordero. Esa imagen, aunque idílica no es nada realista. Para colgar la etiqueta de Carne Ecológica se necesita mucho más.

Para empezar el animal, ya sea una vaca o un cerdo, etc. se ha de criar en una finca en la que no se haya detectado ningún resto químico tales como productos insecticidas, pesticida, tratamiento químico en la tierra o cualquier otro contaminante que pudiera afectar a la producción en los últimos 3 o 5 años. Los animales han de ser alimentados con una dieta equilibrada y saludable. Sin ningún producto de tipo de transgénico ni antibiótico. Además, el matadero donde se procesa el animal y la carnicería donde se manipula su carne se le exige cumplir con unas normas ecológicas preestablecidas para evitar contaminación cruzada con otras carnes de origen no ecológico.

¿Por qué tanto esfuerzo?

Todas estas exigencias se traducen en una carne con multitud de propiedades beneficiosas para la salud.

Te explicamos unas cuantas, para empezar, es un producto más rico en minerales, vitaminas y una proteína de mayor calidad.

Los animales alimentados con pasto natural o forraje no transgénico y no con piensos con anabolizantes, antibióticos, etc., presentan en su carne muchas más vitaminas, minerales y una proteína más saludable que los animales de granja industrial. En ella hay mayor cantidad de vitamina E y la vitamina B2 que contienen propiedades antioxidantes y que nuestro organismo agradecerá. También contiene de 3 a 5 veces más de ácido linoleico, cuyas propiedades son la de ayudar a controlar el colesterol; subir las defensas, disminuir la presión arterial.

¿A que es debido?

Esto es debido a que si el producto que consume el animal no está procesado este no pierde propiedades. Es esencial que el forraje sea de calidad y esto se consigue cuidando el suelo

Forraje ecológico, mejor carne ecológica, adiós a las hormonas y antibióticos

La industria cárnica convencional considera su producto como el resultado de una cadena de montaje. Se utilizan productos artificiales para conseguir un resultado en menor tiempo y con mejor apariencia. Para ello se utilizan químicos tales como hormonas para acelerar el crecimiento del tejido muscular. ¿No te ha pasado que coges un buen filete y se reduce ha pasado por la plancha? Pues buena parte de la culpa es debido a esta práctica.

Maltrato animal

Como en la mayoría de los casos el espacio de estas granjas es dinero se suelen mantener a los animales con un mínimo espacio para aumentar el número de ellos y conseguir así más producto, pero esto conlleva a enfermedades he infecciones y por supuesto maltrato animal y para evitarlo y controlarlas se utiliza una gran cantidad de antibióticos, al final esto provoca que la carne no sea de calidad.

Como contra partida en las granjas ecológicas al utilizar productos naturales, hacer que el animal paste y se ejercite se potencia el sistema inmunitario natural y se evita las infecciones comunitarias debidas al afinamiento de ellos. Esto también se traduce en que un menor número de animales en la misma granja o granjas mayores para conseguir el mismo nivel de producción que las granjas convencionales. Ósea mejor carne.