¿Qué protector solar necesita tu piel? 

Debemos protegernos siempre de la radiación solar, pero en especial cuando llega el verano. Con la llegada del verano nos hacemos siempre las mismas preguntas ¿Qué protector solar necesito? ¿Qué factor solar es el más adecuado? ¿Cuál será el mejor protector solar? Sin una debida protección según nuestro, sexo, edad, color de piel y estado de salud podríamos sufrir quemaduras o problemas más serios en nuestra piel.

Pero primero …

¿Como funciona un protector solar?

Los protectores solares son en esencia foto-protectores. La función principal es protegernos de los daños del sol. Para protegernos de la radiación UVA y UVB pueden o bien absorberla, dispersarla o reflejarla.

Estos protectores han de ser de amplio espectro para protegernos de ambos tipos de rayos ultravioleta. Ten en cuenta que cada uno de ellos es diferente y te ofrecen diferentes grados de protección. Esta información así como el factor de protección (FPS) o si son resistentes al agua y al sudor o no están descritos en la etiqueta o en las instrucciones. 

Otro detalle a tener en cuenta es si se trata de un protector solar con filtros químicos o físicos y cuál beneficia más a nuestra piel. Es importante no olvidarse de ver número del FPS. Refleja el tiempo que el protector solar aumenta la resistencia de nuestra piel ante las quemaduras.

Para entenderlo, como ejemplo si nuestra piel empieza a dañarse a los 15 minutos de exposición al sol, un factor 15 aumentará 15 veces el tiempo de resistencia. Dicho de otra manera, en este caso 225 minutos. Pero no basta con escoger el FPS. Para poder elegir el factor adecuado se ha de conocer nuestra foto tipo de piel. Lo normal es que las pieles medias les basta con un FPS 30. Si eres más pálido necesitarás un factor de protección mayor.

¿Qué protector solar usar según mi tipo de piel?

Tu foto tipo de piel determinara que   protector solar usaras. Es un factor muy importante a la hora de elegir tu crema solar. Tienes que entender que cada tipo de piel es más o menos sensible a la radiación ultravioleta del sol. Tu piel posee una capacidad distinta para auto broncearse con respecto a los demás debido a varios factores, tales como la cantidad de melanina o tu edad.

La foto tipo de piel se establece según la pigmentación tu piel, ojos y cabello. Existen básicamente seis fotos tipos que recorren los diferentes tonos de piel. Van desde la piel muy blanca, que tardan muy poco en enrojecerse o quemarse, hasta pieles más bronceadas y oscuras, que tardan más en hacerlo. Pero no es este el único factor. También hay que tener en cuenta la zona donde vivimos, la época del año, la intensidad de la radiación solar (UVI) que hay según el lugar y la estación. La parte del cuerpo donde que queremos proteger con el foto protector también es importante. 

Estos factores también son determinantes, no es lo mismo broncearse en playas del trópico que en Baleares, la incidencia solar es mayor en los trópicos. Tampoco es lo mismo   que te dé el sol en la cara, que está expuesta todo el año, a que lo hagas en zonas donde no está el cuerpo habituado a ello. Los dermatólogos siempre aconsejan utilizar una crema solar con un factor de protección alto. Y lo más importante, utilizar protección solar no solo en verano sino durante todo el año.

Otros factores que debes de tener en cuenta a la hora de elegir son un tipo piel sensible, con acné, atópica, grasa, rosácea. Esta elección junto con la zona donde queremos aplicarlo (cara, cuerpo, pelo o zonas sensibles) es determínate para protegerlas adecuadamente. En Merkamas encontrarás una gran variedad de formatos, texturas y cremas solares de composición diversa para comprar el fotoprotector que mejor se adapte a piel. Pero recuerda tomarte tu tiempo en leer los consejos e instrucciones que cada fabricante te ofrece.

Protección solar para el rostro

Tu rostro es la parte que más te representa y del cuerpo la más expuesta al sol a lo largo de todo el año. Es recomendable para tu cara escoger siempre una protección solar facial con un factor de protección alto. Y claro está, según nuestro tipo de piel (si es grasa, mixta, seca, con propensión al acné o deshidratada, si es joven, madura o más envejecida, si es sensible, o tienes piel atópica, etc…) . Escoger la foto protector facial que mejor se adapte es determinante para el cuidado de tu piel en el rostro. Te aconsejamos cremas solares faciales con textura más densa, no grasas, sin ingredientes comedogénicos, antioxidantes, con activos específicos para la protección, y en formatos prácticos, fáciles de llevar y usar a diario, etc.

Pero no solo las uses en verano, en invierno también es importante la protección solar en nuestras rutinas faciales y de maquillaje. Ten en cuenta que el producto estrella para evitar el envejecimiento de tu piel en la cara es el que contenga alto índice de protección UV. En tu rutina facial, lo puedes aplicar después de la limpieza e hidratación, en la rutina de maquillaje aplícalo antes de maquillarte. Existe gran variedad de soluciones y productos, encuentra la que mejor se adapte a tu tipo de piel y rutina, puedes usar desde una crema facial de textura ligera o hasta una crema solar con color.

Protección solar corporal y capilar

A la hora de elegir tu fotoprotector solar es esencial elegir uno que te proteja de los rayos UVA (responsable del envejecimiento de la piel) y de los rayos UVB (responsable de quemaduras), entre otros factores. Ten en cuenta que, en verano, es cuando mayor exposición tendrás al sol y es cuando tienes que aplicar la protección solar con mayor frecuencia. El factor de protección solar (SPF) o índice de protección solar es un indicador del nivel de foto protección y su duración sobre la piel.  Indica cuánto tiempo aumenta la capacidad de protección solar en nuestra piel, dicho de otra manera, el tiempo que podemos exponernos al sol sin quemarnos. Pero recuerda que, si optas por un acelerador del bronceado, el protector que elijas podría tener un SPF bajo-medio, y un mal uso llevaría a una quemadura u otros problemas.

No solo has de proteger tu piel, también el cloro de la piscina, el mar o el sol dañaran tu pelo a lo largo del verano. Usa el protector correcto, los protectores solares para el cabello te ayudaran a proteger tu pelo del sol y otros agentes agresivos y evitaras dañarlo y secarlo en exceso.  Nuestra recomendación es usar sprays protectores que contienen extractos y aceites naturales para ayudar a reparar y nutrir tu pelo. Escoge el que más te guste, pero haz caso al fabricante en el uso.

¿Qué protector solar es el mejor para bebés?

No hay verano sin niños. Ten en cuenta que las pieles de niños y bebés necesitan una protección solar muy específica ya a que este tipo de piel es muy joven, sensible, fina y más vulnerable porque aún no ha adquirido “años de experiencia solar”. Lo recomendable es usa siempre una crema solar con un SPF muy alto y filtros físicos. Estos filtros reflejan la radiación solar. Mucha foto protectores para bebés y niños evitan los perfumes para evitar la aparición de irritaciones o posibles alergias, además, su fabricación suele ser resistentes al agua.

IMPORTANTE¡¡¡Aplica el protector solar en los niños con frecuencia, cada 2 horas!!!!

Como ves en Merkamas podrás encontrar entre todas estas marcas que manejamos tu favorita para una protección solar inmejorable para ti y los tuyos. En nuestra web encontrarás el producto más adecuado para ti y tu piel, esperamos que te haya sido útil estos pequeños consejos.